13/5/09

El tiempo y la vejez (II)


"Si se quiere rastrear el tiempo hay que ceder al desorden...."


"Para quien vive al dia, el tiempo no constituye nunca un problema personal, o bien solo hasta el momento del ¡ oh-qué-rapido-ha-pasado-el tiempo !"


"Lo que creen los jovenes que es el tiempo, se les revela bajo forma de impaciente espera del mañana y de cuanto les corresponde por derecho según el curso de la vida y de la muerte.

El tiempo para ellos es algo que naturalmente se mueve en el espacio, que sobrevendrá, que pasará a formar parte de su vida y de ellos mismos.

El anciano, la persona que envejece, por contra, experimenta el futuro a diario como negación de la espacialidad y por tanto de cualquier eficiencia.

El futuro, podemos decir, no es tiempo, sino mas bien mundo y espacio.


Ser viejo o incluso tan solo percibir que se envejece, significa poseer el tiempo en el cuerpo y en eso que concisamente podemos denominar alma. Ser joven equivale a lanzar el cuerpo en el tiempo, que no es tiempo, sino vida, mundo, espacio."


(Jean Amery)

No hay comentarios: