4/7/14

Los Recuerdos




"... Al final, lo que queda siempre es lo imaginado. Porque al final no queda lo vivido, sino el recuerdo de lo vivido. Todo lo que nos ha pasado únicamente podemos ya imaginarlo. A la larga todo es imaginado.... no veo el problema" (Enrique Vila Matas).
  
 " Además, no veo mi memoria como algo preciso o estático. Por eso en la ficción autobiográfica mi objetivo sigue siendo la creación de un efecto, no trato de levantar acta de la realidad. Así que “autobiográfico”, para mí, es más cercano al significado de “ficción” que al de “autobiografía”. 
(Tao Lin )


"Una literatura del yo, de la subjetividad extrema, claro que tiene que existir y debe existir. Pero si solo existieran literatos solipsistas toda la literatura terminaría convirtiéndose en un servicio militar obligatorio del mini-yo o en un río de autobiografías, de libros de memorias, de diarios personales, que no tardaría en devenir cloaca , y la literatura también entonces dejaría de existir. Porque ¿A quien demonios le interesan las idas y venidas sentimentales de un profesor? ¿Quien puede decir sin mentir como un verraco, que es más interesante el día a día de un triste profesor madrileño, por muy atildado que sea, que las pesadillas y los sueños y las ambiciones del insigne y ridículo Carlos Argentino Daneri?. Nadie con tres dedos de frente. Ojo: no tengo nada en contra de las autobiografías, siempre y cuando el que la escriba tenga un pene en erección de treinta centimetros. Siempre y cuando la escritora haya sido una puta y a la vejez sea moderadamente rica. Siempre y cuando el pergeñador de semejante artefacto haya tenido una vida singular." (Roberto Bolaño)
 
"Desconfio del recuerdo, como del sexo, pero los dos me atan a la vida. Siempre se desconfia de lo más importante, esa es nuestra cobardia"
"Lo que se recuerda, aunque no sea cierto, es en cambio la verdad" (Joan Margarit) 

2 comentarios:

José Luis dijo...

No recuerdo quién dijo que sólo hemos vivido lo que recordamos.

José Antonio Giménez Mas dijo...

Lo vivido nos impregna más allá del recuerdo, deja su huella aunque no lo recordemos.
A veces olvidamos para sobrevivir. ¿De qué vivirían los psicoanalistas?
Interesantes reflexiones, gracias, Rafa.