18/6/07

La tristeza y la esperanza

La tristeza es el gran pecado de Occidente y uno de los grandes pecados que deben ser evitados en Oriente. Es uno de los síntomas del deseo y si la erradicamos, la paz y el amor son posibles. Me considero una gran pecadora occidental porque la tristeza me define....

¿Tiene esperanza? No. Creo que hay que erradicarla, la esperanza es parte del deseo

(Chantal Maillard)

3 comentarios:

Ana Pérez Cañamares dijo...

Gracias, me ha encantado este texto. Como suele decirse, tiene más razón que un santo. Por cierto, ¿de dónde saldrá lo de que un santo tenga siempre razón? Que se le presuponga la fe, vale, pero de ahí a lo de tener razón...
Un saludo
P.D. Llego aquí a través de Marta Sanuy y me parecen muy interesantes los textos que eliges.

Anónimo dijo...

Maravilloso texto, gracias por ponerlo aquí.
Vengo de este otro blog, donde comentan -brutalmente-esa misma entrevista:

http://quinismo.blogspot.com/2007/06/pedorras.html

Por suerte esto es una excepción, saludos

rosa dijo...

Rafa, gracias por tu dedicación que nos hace empezar el día de una muy buena manera. Tal como Benedetti y Serrat después nos enseñaron: Defender la Alegría. Siempre.
Rosa Gil