5/4/11

El amor es cosa de tres



¡Anda, aprovéchate!. La frase y la forma desganada en que fue dicha me desconcertó. Dada mi crónica y natural timidez no fue seguida de movimiento alguno. Una parte de mi se paralizó, esperando averiguar su significado, mientras aquel amigo, mas bien conocido, seguía, satisfecho con la mirada, el cuerpo de la real moza que tenía por novia. Un cuerpo de huesos sólidos, relleno con cierta elegancia, con mucho por todos lados. Seguí acodado en la barra mientras los demás bailaban enrojecidos y sintiendo que había pasado el peligro. Años después comprendí que el amor es cosa de tres.

(Evaristo Cienpozuelos)

No hay comentarios: