9/1/11

Manzanita


Estudie Derecho, como gran parte de mi generación, no me gustaba, pero tenia , parece ser, muchas salidas. Al acabar , sin las ganas y el valor de abrirme camino, decidí montar una gestoría con la esperanza de que fuera un trabajo leve y no necesitara mucha dedicación. El negocio no llego a despegar y arruinado y solo me enamore, por poco tiempo también, de una mujer casada. La clandestinidad, el aprovechar los pocos minutos que apenas teníamos era excitante. El reto me hacia feliz facilitado por la apatía de su marido que rozaba el desinterés total. La culpa hizo mella en ella y lo dejamos, no sin antes comprobar que la relación entre ellos dos había mejorado ostensiblemente gracias, sin duda, a lo nuestro.

Quiso la casualidad que embargado en la tristeza de la ruptura oyera el disco de Cecilia, “un ramito de violetas”: ...... Quien la enviaba flores por primavera...... que me reafirmo en la idea de que el amor es cosa de tres. Funde una empresa a la que puse el nombre, que me pareció más moderno , de Manzanita S.L. versionero de la canción de Cecilia. Nuestra especialidad eran los salvamentos matrimoniales, como grupo de choque. Nos contrataban los maridos de 40-50 años casados con mujeres desenamoradas y cansadas. El contrato era caro, requería dedicación, seguimiento, dotes de psicología, educación...... pero siempre funcionaba bien. Las enamorábamos, paseábamos, nos acostábamos y ellas, por disimular, no se resistían a ser más complacientes con sus maridos. Aprendían a disfrutar de ciertos placeres y volvían a sentirse guapas y deseadas.

Todo ha ido bien , el trabajo es agradable y bien pagado, hasta hoy en que estando con ella ha aparecido bruscamente su marido, enfurecido. El nos había contratado pero esta escena no entraba en ningún pacto lo que me ha desconcertado. Del desconcierto he pasado al pánico cuando ha sacado una pistola y apuntándome ha dicho : ¡Mi honor es lo primero, soy el hazmerreír del barrio!. No recuerdo mucho mas, solo el disparo y ahora estoy esperando, cada vez más débil, a que acuda una ambulancia. Creo que no llegara a tiempo. Solo me apena , después de todo, no haber estudiado Filosofía

(Evaristo Cienpozuelos)

2 comentarios:

José Luis dijo...

Evaristo se va a convertir en mi heroe de ficción, si duda...

Rafa dijo...

Como bien dices, un heroe de ficción. Gracias Jose Luis, que tal el viaje?