26/1/10

Si uno se para el hilo se rompe


La cuestión fundamental es cómo se hace correr a la gente. Si usted sólo quiere simplemente trabajar, no le darán ese empleo. Por esto se busca sólo a jóvenes, a gente que cree en esa idea de que son ganadores y no perdedores y que están dispuestos a comprometerse en el éxito, que están por la acción; gente que quiere moverse... El movimiento es el elemento determinante. El segundo elemento es la polivalencia y la reestructuración, lo que supone sustituir la existencia. Pero esta misma regla permite que la empresa diga regularmente que no hacen suficiente. La gente corre para atrapar, no sólo el salario, no sólo el reconocimiento, corre por el simple hecho de correr. Cuando se corre se crea un hilo y si uno se para, el hilo se rompe. Correr es trazar una línea. Esta línea no existe. Sólo existe cuando se corre.

(Sidi Mohamed Barkat)

2 comentarios:

Javier dijo...

Me ha impresionado este filosofo. "la lucha de clases se ha trasladado al interior de cada trabajador". Nuestra civilización nos tiene atrapados. No paramos de correr, porque se rompe el hilo. El movimiento es una forma de aturdirse. El silencio y la quietud es revolucionaria.

Rafa dijo...

Estamos impregnados intimamente del aprovechamiento del tiempo, la utilidad y el beneficio. La economia contaminando la biologia. Un desastre que pagamos con nuestra mala salud mental y nuestra infelicidad. Un saludo