17/11/09

La propensión a la esperanza


Aunque seamos sinceros
estamos condenados a la falsedad,
a defendernos
del empujón diario de la logica

A delirar, para pegar
los caoticos fragmentos,
para justificar los intentos
siempre fracasados
de la coherencia

A agotar la verborrea
que precede al silencio

A llegar a los parajes
donde la razón se ausenta
porque ignora la contraseña
que abre las puertas del misterio

A rellenar la fragmentaria vida,
el crucigrama a medio resolver

A soportar el cansancio moral,
la dimisión de ciertos sueños

Donde estan los heroes?

El hombre es demasiado propenso
a la esperanza

(Rafael Cid, fragmentos caoticamente organizados de una presentación de Luis Landero)

No hay comentarios: