23/11/09

La falta de hijos y la sensibilidad


..... Todos los Walser somos exageradamente vulnerables y dependientes de los lazos de familia. ¿No se ha dado Vd. cuenta ?, los matrimonios sin hijos, y ninguno de los Walser tenemos hijos, guardan normalmente un resto de puerilidad. El hombre (al menos el capaz) crece con la preocupación por los demás. Las preocupaciones dan relieve a su vida. En nuestra familia, la falta de hijos es una típica manifestación de exceso de refinamiento, que se manifiesta entre otras cosas en una máxima sensibilidad.

..... Es curioso como la cerveza y el crepúsculo se llevan todas las cargas.

(Robert Walser)

No hay comentarios: