15/5/09

La libertad es una ficción cerebral


Experimentos relativamente recientes han mostrado que muy probablemente la libertad o el libre albedrío es una ficción cerebral. Esto quiere decir que el cerebro, como el resto del universo, está sometido a leyes deterministas. Sólo podríamos escaparnos a este destino si suponemos la existencia de un ente inmaterial, al que se le ha llamado ‘alma’ o ‘mente’ que sería responsable de nuestras funciones mentales. Ahora bien, este dualismo metafísico o cartesiano ya no es compartido por la inmensa mayoría de neurocientíficos, por lo que tendríamos que concluir que no somos una excepción al resto del universo, como orgullosamente habíamos pensado.

Los experimentos apuntan a que el cerebro se activa cuando se trata de realizar un acto voluntario mucho antes de que el sujeto tenga la impresión subjetiva de que va a mover una extremidad. Por tanto, tanto el movimiento como la impresión subjetiva de voluntad son resultado de esa actividad inconsciente y no, como solemos creer, que la consciencia de voluntad es la causa de todo el fenómeno. A esa impresión de libertad se la puede llamar “ficción cerebral”.

(Francisco J. Rubia)

2 comentarios:

SATSUMA dijo...

Las neuroiencias siempre nos desbaratan, son apasionantes. pero asusta demasiado el determinismo, a mí me asusta. y paraliza, podría uno pensar que no merece la pena hacer ese último esfuerzo. total...creer que puedo elegir me tranquiliza. Aunque sea mentira, o un invento

Me encanta el blog

saludos. joaquina

Rafa dijo...

Gracias Joaquina, estoy de acuerdo y creo que merece la pena hacer el esfuerzo, pero a lo mejor somos "realmente" mas libres viendonos con menos idealización. Investigare en tu blog. Un saludo Rafa