21/7/08

Las colecciones

De pequeño coleccionaba cajas de cerillas, de coches, de animales, aun no existian las de Dinosaurios. El progreso , en forma de encendores, acabo con mi pequeña ilusión. Despues fueron los sellos. Al estudiar medicina coleccionaba enfermedades, mas bien sus clasificaciones, sus apartados y sub-apartados. Luego amores, hijos, historias clinicas, disgustos, excursiones y ultimamente acumulo, sobre todo, paseos con el perro, como minimo uno al dia. Ahora estoy desanimado, me aburren por primera vez en mi vida las colecciones, solo me queda la de peliculas y grabaciones musicales. Cuando se acabe esta ultima ya no podre separar por orden alfabetico las luces y las sombras, sino que todo se unira en una unica pieza. Temo morir aplastado. (Rafa Cid)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Rafa:
Te sentí alejado durante el tiempo ¿un mes? que no aportaste nada en tu blog; luego apareció el miedo de Gamoneda; despues el viajar con el arte: la creación que trasporta, que lleva y trae al artista o al artesano,; y ahora leo y releo al coleccionista:
Nunca es un cúmulo que se convierte en lápida, es un libro que se recorre hoja a hoja como la vida, como el sentimiento día a día archivado...
Rafa, ¿por qué me haces reflexionar así, en positivo, cada vez que leo cuanto tú escribes?
Saludos Mariano