7/7/07

No me duele la soledad

No me duele la soledad; bastante esfuerzo es tolerarse a uno mismo y sus manias. Noto que estoy envejeciendo; un sintoma inequivoco es el hecho de que no me interesan o sorprenden las novedades, acaso porque advierto que nada esencialmente nuevo hay en ellas y que no pasan de ser timidas variaciones (Jorge Luis Borges)

No hay comentarios: